lunes, 29 de octubre de 2012

La carta de ajuste

Quiero comunicar a los interesados en mis publicaciones la apertura de una nueva pagina donde difundire mis experiencias y reflexiones sobre el arte que me apasiona.
Para ello he decidio escribir esta ultima pagina del primer diario.
Por otro lado decir que conservare el canal de youtube gracias a que google me ha permitido cambiar el nombre antiguo.
Sin mas aqui os dejo la direccion de mi nuevo diario.

http://aulaflamingo.wordpress.com/


Solo puedo dar infinitas gracias a todos los que me habeis acompañado y apoyado hasta ahora y espero seguir conservando vuestro animo que me llena de orgullo y de ilusion para seguir trabajando.

Gracias a mis amigos, a los seguidores y a los fabricantes y tiendas de herramientas que han estado ahi colmando mi corazon de emocion.
Un fuerte abrazo a todos de el hombre que amo la madera.
Como en toda programacion siempre hay que dejar un mensaje que nos permita planear nuestro ocio y nos evite la perdida del interes.

Julio Alonso Diaz





lunes, 26 de septiembre de 2011

Puas y casquillos. La tesis

Ha llegado el momento de exponer mi opinon sobre el afamado ensamble en cola de milano. Es una union que despierta gran atraccion en los amantes al trabajo con madera y aunque poco nuevo se puede decir a estas alturas, creo que un repaso estaria bien. No creo que sea necesario pero quiero comentar que esta union debe en parte su nombre al parecido que representan sus lazos con el aspecto de la cola de el ave con el mismo nombre.



 Por otro lado entiendo que el titulo merece una breve explicacion.
No voy a cambiarle el nombre a este tipo de union pero he llegado a la resolucion que al fin y al cabo el mecanismo es por encaje igual que en el de muesca y espiga. Si nos fijamos, las dos tablas que conforman este tipo de ensamble tienen el mismo aspecto, de ahi tambien que exista el eterno debate sobre si cortar primero dientes o la pieza de las colas. Normalmente para hacerlo mas atractivo se cortan los dientes y las colas con diferente tamaño, estas ultimas mas grandes, pero he observado que en muchos muebles de madera maciza fabricados con maquinaria, incluso el tamaño de colas y dientes (que conservan el aspecto inclinado en la testa de la pieza) es exactamene igual. Por lo tanto, si entendemos que la pieza de los dientes es la que encajara sobre la pieza de colas, a estos los llamaria puas. Y a la tabla de colas, que conformarian los huecos donde encajaran los dientes, la llamaria casquillos. Debo decir que en este articulo realizare el modelo de cola de milano mas sencillo, que es el ensamble calado donde las dos tablas se traspasan, tal vez en otra ocasion con tiempo puedo mostrar distintas variaciones de este apasionante y explotado tipo de union con madera.

El diseño


Cada vez que surge la necesidad de de unir dos piezas de madera, lo primero que nos viene a la mente es como lo haremos? La respuesta deberia ser sencilla: De la manera mas facil, eficaz y resistente, pero tambien queremos que sea bonito para resaltar nuestra habilidad como ebanista.
En esta ocasion queda claro que hemos elegido el ensamble en cola de milano, que solemos ver en los cajones de los muebles, en cajitas decorativas y en armazones de tablas como baules o estanterias.
Y aqui volvemos a poner de relieve la importancia de las proporciones en lugar de las medidas. Segun el caso podemos tener que una tabla, de las que vamos a unir, es mas gruesa que la otra, o que las dos son iguales, yo para mi ejercicio usare dos diferentes que implica mas consideraciones.
La tabla mas gruesa se deberia emplear para el frente del  proyecto y la mas fina para los laterales. En un cajon por ejemplo, la tabla de detras tambien suele ser de igual grosor que la de los lados. Entonces esto nos comunica el dato de la longitud que tendran las colas de milano y asi podremos decidir sus dimensiones y cantidad.
Debo recomendar, aunque yo suelo ser bastante perezoso para esto, hacer un boceto previo en papel para ver el aspecto que tendran en nuestro proyecto, asi tambien evitamos correcciones sobre la madera.
El grosor de los dientes(parte mas ancha) suele calcularse como la mitad del grosor del tablon al que pertenecen y las colas pueden ser el triple o el doble y mitad que el tamaño de los dientes. Asi nos hacemos una idea de cuantas colas puede albergar nuestra tabla.
Con esto decidido, nos planteariamos que inclinacion darle a los lados. Lo mas corriente es tener en cuenta el tipo de madera que estamos empleando. Está la tendencia de establecer que a mayor densidad en la madera, menor necesidad de inclinacion existe, yo tambien quiero añadir que es mas relevante la longitud de las colas para decidir el dato.


Como se puede apreciar en la imagen , unas colas muy cortas, con poca inclinacion,recuerdan mas a un ensamble de lazos con lineas paralelas, resultan mas debiles y poco llamativas, aunque las maderas utilizadas sean duras. 
El efecto contrario se daria si en unas colas largas usamos demasiada inclinacion, dando lugar a unas bases muy estrechas y fragiles, con lo que la inclinacion que hemos aumentado(al usar una madera menos densa) para suplir la menor dureza de la madera, resulta perjudicial debilitando y empobreciendo la estetica del ensamble.
Las inclinaciones mas comunes  son: 1:5, 1:6, 1:7 y 1:8. La inclinacion 1:6 equivale a 10º y resulta muy versatil siendo empleada tanto para maderas duras como blandas, pero siempre hay que valorar las opciones.
Una tabla con demasiadas colas puede parecer un poco recargada y una con pocas colas, ademas de restarle eficacia en la sujeccion, tiene un aspecto poco cuidado. Por tanto creo que hay que buscar como siempre un buen equilibrio. 
Tal vez de los ejemplos de la imagen para mi el primero es el mas convincente.

La preparacion

A la hora de elegir nuestras maderas mi opcion preferida seria usar una madera mas blanda para las colas ( el alamo es muy conveniente) y una madera dura para los dientes. He visto alguna vez la combinacion contraria pero pienso que era producto del marketing, no de ebanisteria fina. Un riesgo que no debemos correr es usar una tabla de un grosor inferior a 8mm para las colas, ya que el uso de adhesivos con base acuosa puede producir un efecto de transparencia en la union y movimiento en la madera que causaria rozamiento con la pared vecina y atascamiento en un cajon, ademas de encogimiento de la madera al secar.
Las piezas deben ser cepilladas con minuciosidad para que esten perfectamente planas y escuadradas en las testas a unir, si no es asi, lo mas probable es que se produzcan desviaciones en el marcaje que crean una falsa juntura y apareceran huecos en el resultado final, ya que nos hemos estado guiando en la direccion incorrecta.
Al preparar las piezas hay que orientar las caras y cantos de referencia hacia la parte del cajon o estructura que no se vera porque queremos que las partes visibles no tengan ninguna marca. Tambien es bueno fijarse en la orientacion del grano para que al cepillar el resultado final no de problemas de contrafibra


Corte de las piezas en la ingletadora despues de obtener un canto cepillado como referencia


Para asegurarme que la testa esta bien escuadrada y quitar las marcas de los dientes de la sierra, uso un tirador con un cepillo #6 y la cuchilla afilada recta. Aunque es un detalle nimio, en este caso no uso una cuchilla con cuvatura en el filo porque necesitaria ajustarla a la altura de la superficie de la testa para no cepillar mas de un lado de una cara que de la otra.


Tambien me gusta apuntar la orientacion de las tablas,  recomendaria hacerlo sobre papel adhesivo y pegar como una etiqueta para no tener que estar luego borrando que resulta un poco sucio. Las superficies de referencia es mas conveniente establecerlas en las partes no visibles de las tablas porque queremos que las superficies expuestan no recuerden ninguna marca

El marcaje

Lo primero que hago es establecer la longitud de colas y dientes en las dos tablas, para ello hay una infinidad de maneras y aqui os muestro algunas.


Sujetando las dos tablas de forma perpendicular sobre una base plana, situo el dorso de una herramienta con filo sobre una de las piezas dejando sobresalir una punta y deslizando la otra tabla a lo largo queda marcado el espesor equivalente a la longitud de las uñas o casquillos respectivamente. Este metodo me parece un poco impreciso, y lo peor es que el bisel del corte queda orientado hacia el interior de la tabla lo que creara un falso espandon mas grande que la medida perseguida y deje huecos en la union final


Otro, igual que en muchas situaciones, es simplemente medir los grosores de las tablas y usar la escuadra y el cuchillo. Aqui el riesgo esta en hacer una medicion muy exacta del espesor de las testas y estamos tomando como referencia de marcaje los cantos al apoyar la escuadra en lugar de la linea de testa.


Hay quien es muy intrepido y sobreponiendo las tablas en su posicion marca directamente el grosor con lapiz. Usar una herramienta cortante aqui puede dañar las tablas y atascarse al ser deslizada por clavarse en la tabla vertical. Yo no soy tan bueno para usar este metodo


El camino que mas me convence es usar un gramil de cuchilla, vuelvo a repetir con el bisel orientado hacia la testa para no dejar un surco en forma de V que falseara el corte del formon en el momento del ajuste de los espaldones



Creo que es interesante ajustar la distancia de la cuchilla un pelo menor al grosor de la tabla de dientes, ya que seran los que se introduzcan en la otra tabla y no quiero que sobresalga la madera de testa para ser cepillada. Ademas esto permite que las tablas sean apoyadas firmemente y al golpear la tabla de dientes, esta complete su recorrido sin chocar contra la superficie de apoyo.


En lo que serian las caras de las tablas el marcaje es muy liviano para que desaparezca mas tarde con el cepillado.


Aqui se aprecia que segun el modelo de ensamble elegido, solo se marcaran los espaldones en los cantos de la tabla destinada a colas, ya que la tabla de dientes no sera cortada por estos lados.


Quiero,para terminar este paso, ofrecer alguna solucion mas para los que deseen hacer el ensamble sin marcas en los espaldones. En la imagen se ve un tope de profundidad formado por dos listoncitos y sujeto por tornillos, ajustado al grosor necesario. A la hora de cortar el engranaje,  actuaria de freno contra el serrucho.


Y otra forma seria copiar el espesor de las tablas en la hoja del serrucho y definirlo pegando una tira de cinta adhesiva o con un rotulador. Esto seria un tope de profundidad visual con el que deberiamos estar atentos, pienso que esta opcion puede resultar en espaldones irregulares dependiendo de nuestra agudeza visual y habilidad con el serrucho, ademas habria que establecer dos marcas de profundidad si empleamos tablas de diferente grosor.

El cajeado

Lo mas normal es que las construcciones basadas en cola de milano incluyan una ranura en el fondo para alojar una base de madera. Creo en este punto que es conveniente hacer esta ranura para que luego no tengamos problemas al decidir la posicion de colas y dientes.


Para este ejercicion hago un cajeado de 10mm de ancho a una distancia de 10mm del borde de la tabla y le dare una profundidad de 5mm. Como voy a usar el cepilo tupi, me gusta marcar con cuchilla el espacio a vaciar y asi facilitar el corte de las fibras.


En la tabla destinada a casquillos, el cajeado debe ser ciego, lo marco con cuchillo y escuadra prolongandolo en 5mm sobre el espaldon.


Para trabajar hay que observar la direccion de la veta como siempre, yo comienzo con pequeños cortes a poca profundidad de delante hacia atras para no estropear la superficie.


Debido a la posicion de la cuchilla de esta herramienta es muy facil que se clave y atasque en su recorrido, por ello debemos prestar atencion a la forma de sujetar y mover el cepillo. Yo dedico mas presion en las zonas indicadas en la imagen



La parte cerrada del cajeado la corto con un formon para liberar la virutas del cepillo con limpieza



Sobre esta herramienta me gustaria añadir como regulo la profundidad de corte. Sostengo la cuchilla por debajo con un dedo para sentir el avance, mientras giro el tornillo moleteado suavemente. El tornillo lateral que sujeta la cuchilla simplemente lo aprieto con los dedos, no es necesariio el destornillador, ya que seria un poco tedioso estar apretando y aflojando constantemente. Un detalle importante es dejar la tuerca del ajuste de profundidad en su posicion de avance para que al trabajar no sufra un efecto de retroceso y el corte sea distinto al que deseamos

La inclinacion

Vamos a ver antes de nada que posibilidades hay para dibujar la inclinacion que se da a puas y casquillos.


Aqui podemos ver varios instrumentos para tal fin, hay muchos marcadores de colas como se conocen ofertados por los fabricantes en el mercado, mi preferido es el Flamingo, jejeje

Primero debemos establecer unas lineas escuadradas en la testa la tabla de colas, de referencia, si queremos cortar primero los casquillos. Si optamos por los dientes primero, entonces se dibuja primero la inclinacion en los puntos localizados y luego se deberian escuadrar estas lineas en la cara de la tabla


Se puede usar un transportador de angulos ajustado a los grados de inclinacion que deseemos, esto pienso que es poco ortodoxo y nada comodo. O tambien podriamos trasladar la medida del transportador a una escuadra movil.


Un pequeño consejo es crear sobre lija una punta en los lapiceros con bisel para obtener unas lineas finas al hacer el marcaje.


El metodo de los puristas mas clasico es ajustar una escuadra movil con la ayuda de una escuadra sin talon. Colocando el cuerpo de la escuadra movil contra una de las hojas de la otra escuadra, y haciendo coincidir la hoja de la  escuadra movil en el primer numero del brazo sobre el que se apoya, segun las marcas metricas de la herramienta, y en el otro brazo de la escuadra sin talon en el numero de la inclinacion que se quiera dar 5,6,7,8......


Asi se usan las marcas de la testa de referencia y se dibuja la inclinacion en las caras de la tabla.


Hay marcadores en el mercado diseñados para ahorrar tiempo y trabajo pudiendo dibujar a un mismo tiempo la inclinacion y su prolongacion escuadrada en la testa. Algunos modelos traen diferentes inclinaciones a cada lado de su cuerpo para tener mas opciones pero esto implica tener que darle la vuelta al artilugio para poder marcar la inclinacion de las dos paredes


Este es un clasico marcador de colas ingles, tiene dos inclinaciones 1:5 y 1:8 segun el ala que usemos, en una de las partes tambien viene provisto de una ranura que se emplea para escuadras las lineas en la testa,


sin embargo, el problema que tiene es que ofrece pobre visibilidad.


Si os fijais la inclinacion de la plantilla esta orientada en detrimento hacia arriba al reves que en otros



El marcador Flamingo trae solo una inclinacion, 1:6, para hacer mas comodo el marcaje a ambos lados de una sola vez.

Espaciar el engranaje


Hay quien le gusta hacerlo directamente sin marcar ni dibujar las partes de la union, simplemente juzgando con nuestra vista las proporciones realizamos los cortes respectivos en la tabla, puede ayudar cortar primero los extremos y luego dividir el espacio intermedio en partes que resulten iguales al ojo. En la imagen muestro el ejemplo en la tabla de dientes que es donde suele darse esta practica sin medicion, pero en la tabla de colas se aplica de igualmente. 


Para quienes prefieren empezar la junta cortando los dientes y les gusta abreviar el proceso, seria escoger un formon con un filo tan ancho como el tamaño de las colas que queramos obtener. A continuacion marcariamos con los cantos del formon, empezando por la posicion de los dientes laterales, los puntos de referencia para realizar los cortes


Hemos espaciado cuatro puntos, ahora colocariamos el formon en el centro para terminar de dividir la testa segun el numero de dientes decididos


Acorde a este metodo tampoco se suele marcar la inclinacion de los cortes ni se escuadran


Simplemente se cortan a partir de las marcas hechas con el formon decidiendo la inclinacion a ojo. El problema que veo en este tipo de procedimientos  es que hay que ser bastante concienzudo con el serrucho para realizar unos cortes muy precisos que queden perpendiculares a la testa y perfectamente paralelos en las caras sin tener marcas de referencia para un posterior ajuste


Otro camino para los dientes primero. Tomamos la medida de la mitad del grosor de la testa....


....Y la usamos para marcar los dientes laterales


Se dibujan las marcas de inclinacion con el artilugio de nuestro agrado

Ahora se toma la medida del grosor de la testa

Y se usa para marcar lo que seria la parte mas estrecha de las colas

Se dibuja la inclinacion correspondiente

A continuacion se divide a la mitad el espacio entre esta ultima marca y la del diente lateral del otro extremo

Se dibujaria la inclinacion de una de las paredes de la siguiente cola

Usando la medida anterior localizamos el punto para dibujar la otra inclinacion

Y segun el tamaño de nuestra tabla, volveriamos a dividir el espacio restante a la mitad o como en este caso marcariamos el tamaño de la ultima cola


Asi queda el esquema para cortar, yo aconsejaria escuadrar las lineas en las caras de la tabla con una escuadra o al mismo tiempo que dibujamos las inclinaciones en la testa con el cuerpo de un marcador de colas prolongando las lineas hasta el espaldon


Ahora vamos a ver otros metodos para los chicos "colas-primero". El primer sistema que quiero mostrar es en mi opinion, sin querer molestar a nadie, un poco rudimentario pero tan simple y antiguo como el mismo ensamble. Hariamos una marca con lapiz de una medida aproximada a la mitad del tamaño que queramos dar a los medios dientes de los extremos, estos no suelen ser inferiores a 6mm. Tambien es lo mismo marcar directamente el tamaño definitivo de estos medios dientes y luego tomar como punto de referencia su mitad hacia dentro o la distancia que decidamos en el siguiente paso.


Ahora dividimos el espacio que queda entre estas marcas en tantas partes iguales como colas queramos hacer, en nuestro ejemplo, tres


Ahora tendriamos que hacer otras marcas a cada lado de las primeras y a un solo lado de las laterales, equivalente a la mitad del tamaño del cuello de los dientes que queramos tener, en el ejemplo 3mm para obtener cuellos de 6mm

                                    
Estas marcas tambien se pueden hacer usando los cantos de un formon del tamaño deseado centrandolo en las marcas primigenias

                                     

El filo del formon enrasado con el borde de la testa nos proporcina una escuadra para dibujar directamente las lineas rectas de la testa correspondientes a las colas, esta es otra posibilidad


Con las marcas en la testa ya podriamos dibujar las colas

Mas o menos igual seria localizar los cortes usando una escuadra movil. Empezariamos como siempre decidiendo los dientes de los extremos


Luego ajustariamos la longitud de la hoja para marcar las partes en las que quisieramos dividir la testa


Igual que antes habria que marcar a los lados de estos puntos la mitad del tamaño de los dientes y listo para hacer el dibujo.


Ahora vemos un metodo muy clasico y entretenido. Localizamos los puntos que dan el tamaño a los dientes medios de los extremos. Para ello usamos la herramienta que mas nos convenga, en la imagen una escuadra combinada.


Para espaciar las colas con la tecnica de la regla, se debe situar el principio de la regla en el punto medio de uno de los medios dientes de los extremos de la tabla y hacer coincidir un punto de la regla segun el numero de colas que precisemos, con el punto medio del otro medio diente del extremo colocando la regla en diagonal. Estos medios dientes deben tener en su punto mas ancho(base) la misma medida que los dientes enteros, es decir la mitad del grosor de su tablon.
Hay que considerar la fuerza mecanica que soportaran estos medios dientes y hacerlos tan anchos como sea necesario. No suelen ser inferiores a 6mm en su cuello.


Efectuadas las marcas que dividen la tabla, prolongamos estas hasta la testa con una escuadra y lapiz. 
                                      


Ahora decidimos el tamaño de los dientes y en consecuencia de las colas.Podemos usar un formon marcando la base de los dientes. Contrariamente a lo que se pueda pensar, no sera este mismo formon el que se use para cortar esos espacios. Hay que decidir el tamaño de los dientes en función de los formones disponibles y nunca hacer dientes mas pequeños que el formon mas pequeño que tengamos, lo mejor es hacer dientes 1mm o 2mm mayores que el ancho del formon, para permitir el corte sin que sus cantos rectificados en cuadrado estropeen las esquinas de los casquillos. Este espacio extra permite cortar en oblicuo con el formon en el ajuste final.
Los dientes medios son mas grandes que los interiores enteros por lo general para crear un contraste estetico llamativo


tambien podemos coger la medida de la mitad de medio diente.... 

........Y trasladarla a la testa a cada lado de las marcas verticales

Desde estas marcas ya podemos dibujar la inclinacion de las colas de milano
Escuadrar en la testa las líneas de la inclinación es  una buena actitud para conseguir una unión con éxito y sin huecos. La clave esta en serrar las dos caras de las tablas perfectamente perpendiculares y paralelas para que al transferirlas a la testa de la otra tabla el marcaje sea verdadero


Ahora expondre mi metodo favorito, aprendido de D. Charlesworth y que este lo aprendio a su vez de Alan Peters, el cual, pondria la mano en el fuego, que lo aprendio en la escuela E Barsley, y esto no es de hace dos dias.
Lo primero es marcar la distancia de los dientes laterales, aqui podemos observar otra de las excelencias del marcador de colas de milano Flamingo, diseñado con el frente para marcar precisamente estos dientes. Otras posiblidades como ya sabemos seria hacerlo con un compas, una escuadra combinada, un gramil....



 Seguido, se ajusta un compas a una medida cercana  al tamaño de una cola y un diente(cuello). La testa es la mejor superficie para medir la posicion de los componentes.


Con un brazo del compas en la marca de uno de los dientes laterales hacemos rotar el compas hasta el otro medio diente

 y comprobamos que el ultimo paso caiga a una distancia de la marca del medio diente igual al tamaño del cuello de los dientes enteros. 


Si no, ajustaríamos la apertura del compas de nuevo


Rotamos los brazos....


....Y descubrimos la distancia correcta. Tal vez solo se necesite dos o tres ajustes de la apertura del compas para acertar.


Con la medida hayada hacemos lo mismo empezando desde el otro medio diente

Rotamos

Y asi tenemos la posicion de los puntos para dibujar las colas. Hay que saber que segun la abertura que demos al compas, conseguiremos cambiar el tamaño de las colas y dientes respectivamente. Como siempre el consejo es experimentar para comprobar cual  se adapta mejor a vuestra situacion


Ahora podemos usar la herramienta que prefiramos....

                                        

pero un marcador de colas es lo mas comodo para trazar las lineas de inclinacion y escuadrarlas al momento. Pienso que es bastante util aunque parezca obvio, sombrear las partes de desecho en el esbozo de corte para ayudar a no confundirnos

Serrando la junta

En este punto seguramente ya habremos decidido si cortar primero las colas o los dientes, asi que lo que puedo hacer es dar mi razonamiento acorde a mi proceder, y algunos aspectos que considero oportunos comentar sobre el uso del serrucho. El flamenco en primer lugar corta los casquillos.
Lo mejor es poseer un serrucho dedicado a este tipo de trabajos, es cierto que cuando se posee un serrucho de calidad, muy atractivo, existe la tentacion de usarlo para cortar mas alla de su cometido, yo pienso que es mas recomendable reservar este tipo de serruchos unicamente para el fin que estan destinados, de tal manera que siempre gozara de estar en buenas condicionnes y no nos decepcionara, ademas de elevar la vida util de sus dientes.
Es mejor cortar las colas primero porque en la variacion de este ensamble en el que las  colas son ciegas, a la hora de transferir los dientes es mas complicado y existe la tendencia a fallar.
Prefiero cortar primero la tabla de colas porque ajustar unas colas finas(derivadas de los dientes transferidos en ellas) en las que el corte se ha desviado es mucho mas difícil que ajustar los dientes si se han cortado con prudencia.
De todas maneras no trato de convencer a nadie de empezar cortando colas primero, cada uno debe probar que le resulta mas adecuado a su forma de trabajar. Ademas como se sabe hay situaciones en las que es obligado cortar primero los dientes como por ejemplo donde la union queda oculta por una solapa o un inglete en dos tablas.


El corte siempre se debe comenzar dando pequeños avances con los primeros dientes del serrucho y segun creamos la entalla en su posicion alargamos los golpes al serrar. Hay quien dice que se coloca el serrucho con una pequeña elevacion del mango


Hay quien prefiere situar todos los dientes del serrucho sobre el ancho de la testa para comenzar la entalla defendiendo que de esta manera el ataque de los dientes es mas suave, pero yo pienso que esto tiene mas que ver con el angulo de cara afilado en los dientes.

Mi manera de actuar es levabtar un poco la punta del serrucho y comenzar la entalla desde la cara cercana a nosotros, pienso que de esta manera es mas facil evitar que se desprendan las fibras de la cara posterior
Acostumbrarse a trabajar con la cara exterior de las tablas hacia nosotros asi tambien al serrar si se rompen algunas fibras quedarían en el interior y se disimularían


Otra consideración que no hay que pasar por alto es serrar con los dientes del serrucho situados lo mas próximos a la marca del lápiz trazada y sobre el lado donde queda el desecho de esta linea. Observar que esto se cumple en las dos caras de la tabla

En el comienzo del corte me ayudo colocando la hoja contra el dedo pulgar usado de guia en el empuje del serrucho


El diseño del marcador de colas Flamingo posee un cuerpo con una superficie de apoyo mayor que facilita el escuadrado de lineas en grosores superiores, por ejemplo para marcar dos tablas al mismo tiempo


Cortar la inclinacion en la madera implica girar la muñeca sobre su eje para conducir el serrucho, esto puede ser una dificultad curada colocando la tabla en el tornillo de tal manera que las lineas de las colas queden en posicion perpendicular con ayuda de una escuadra


Cuando cortas primero las colas puedes cortar dos tablas al mismo tiempo y esto a su vez ofrece mayor superficie de apoyo para el serrucho que ayuda a mantener su correcto recorrido en la entalla. Ademas en la testa tienes dibujadas  líneas escuadradas mas largas que ofrecen una mejor visión del corte para ganar precisión.


Hacer el dibujo en las dos caras de la tabla nos ayuda a percibir cuan paralelo ha resultado el corte, lo cual es imprescindible para conseguir una transferencia de las colas a la testa de dientes con rigurosa precision. Ademas de otorgar mayor efectividad en el encolado. Esta es otra de las razones por las que no soy abogado de los cortes al libre albedrio sin marcas, tal vez por mi pesima habilidad con el serrucho.


Aqui se ve el corte por la cara interior


Ahora vamos a quitar el deshecho, siguiente paso.

                                Allan Breed sawing technique from El Taller Dominical on Vimeo.


Aqui podemos ver otra forma de usar el serrucho para cortar la tabla de colas, una tecnica con el serrucho invertido. Me parece de mucha relevancia ya que se consigue un corte con muy buena perpendicularidad, lo cual es el principal objetivo en este paso. Solo decir que aparte de requerir cierta practica y costumbre al agarre del serrucho, habria que dedicar un afilado invertido en las caras de los dientes, esto facilitaria el deslizamiento de la herramienta, ya que esta tecnica es mas semejante a la empleada con sierras japonesas, es decir tirando de la hoja, de lo contrario apreciaremos que la hoja tiende a atascarse debido al brusco angulo de corte que enfrentan los dientes de una configuracion de afilado tradicional.

Eliminar el sobrante

A mi me gusta usar una pequeña segueta muy comodo por su ligereza, como el arco es corto para abarcar la amplitud de la tabla y poder llegar a vaciar todas las partes, lo que hago es doblar un poco el pelo con unos alicates que me permitira avanzar con la segueta en oblicuo pasando el arco por encima de la testa sin tropezar en la tabla

Otra ayuda que me parece muy conveniente es el empleo de un espejo por detras de la tabla para ver con facilidad la linea de corte que efectuo y no traspasar el espaldon estropeando el trabajo

Hay que ceñirse a la marca del gramil para ahorrar trabajo posterior con el formon


Otro camino es eliminar el desecho haciendo un taladro


y luego cortando con formon para liberar la cuña y a continuacion limpiando y ajustando el hueco.


Aqui, otra forma de proceder para eliminar el desecho. Podemos cortar el espacio entre las colas empezando con el formon, que sea 1 o 2mm menor que el hueco a vaciar, primero se da un corte a una distancia de 1/4mm aprox de la marca del gramil con el formon perpendicular y el bisel hacia nosotros


A continuacion se ataca con otro formon, que suele ser de un ancho menor, en la direccion del grano con el bisel hacia abajo, de esta manera vamos creando un surco en forma de cuña

Otra vez cortamos verticalmente profundizando,  hay que prestar especial atención al efecto de retroceso que crea el bisel del formon al ser clavado, este a mayor cantidad de madera cortada mayor es la desviación que actua como una cuña
y alternado con el corte frontal hasta evacuar la mitad del grosor de la tabla


Procederiamos igual por la otra cara,  hay que tratar de conservar la madera de este hueco mientras se corta la mitad de un lado y la mitad del otro, para no estropear la boca estrecha(cuello) entre cola y cola que corresponde a los dientes.



Hasta conseguir cortar el sobrante

Ahora se cortaria con el formon por la linea del gramil....

hasta la mitad del hueco y le dariamos la vuelta para hacer lo mismo por el otro lado, de esta manera no arriesgamos el trabajo pudiendo romper las fibras de uno de los lados si se cortara desde un lado avanzando con el filo en todo el espesor de la tabla


Despues de realizar un corte de liberacion en las paredes hasta la linea del espaldon,  faltaria limpiar las esquinas de la base de las colas. Para ello coloco la tabla en el tornillo en posicion vertical, con el filo del formon colocado en diagonal, apoyo parte del dorso en el hueco y con la esquina del filo corto el desperdicio hasta la mitad de la tabla. Se escoge un formon mas estrecho que estos huecos para poder atacar en posicion oblicua, si se hiciera con el formon recto el filo no alcanzaria las esquinas debido a los costados del cuerpo del formon que estan mecanizados en una pequeña porcion a 90º, lo se pudiera pasar es que estas esquinas del formon estropeen la forma verdadera de los huecos en su base, esta es la misma razon por la que no veo sentido a usar en este paso de limpieza un formon con el filo en angulo, ya que igualmente sus costados escuadrados no alcanzan a las esquinas de estos hueco y habria que utilizarlo tambien en posicion oblicua para poder realizar el corte, por tanto prefiero usar un formon con el filo recto


He visto quien en esta accion coloca un retal de madera por detras de la tabla a modo de freno, para evitar que se rompan las fibras en caso de accidente en un corte mal ejecutado. El dedo indice sirve de apoyo al dorso del formon para controlarlo horizontalmente y el dedo pulgar ejerce presion para realizar el corte. Al poder trabajar con el formon en diagonal, tenemos el gran beneficio de  apoyar una parte del dorso al comenzar el corte


Para cortar el desecho de los laterales podemos hacer un pequeño corte con formon creando un surco en V que ayudara a guiar los dientes del serrrucho sin estropear el espaldon

Podemos usar el mismo serrucho con el que hemos cortado el ensamble porque es un corte fino y los dientes del serrucho pequeños lo cual no afectara demasiado a las superficies que precisaran de ajuste posterior igualmente


O podemos usar otro pequeño serrucho con los dientes afilado para el corte a contrahilo, pero de cualquier modo hay que tener mucho cuidado de no apurar el corte llegando a tocar la esquina de la base de colas con los dientes del serrucho, lo cual tendria mal arreglo y estropearia el diseño de la union


Ahora se orienta la tabla con las colas hacia nosotros para realizar el corte de liberación en todas las paredes de las colas que alcanza hasta la linea del espaldon 


Sigue el ajuste de los laterales, primero se corta con el formon por el canto, después con un formon mas pequeño que el ancho de la superficie a cortar se ataca por las caras. 


Por ultimo acabar el ajuste con un formon mas ancho que el grosor de la tabla cortando de nuevo por el canto 


El filo de la herramienta se situa justo dentro de la marca del espaldon hecha por el gramil


y eliminando la madera restante de las esquinas.  El trabajo no esta terminado hasta que se comprueban individualmente todas las superficies


Una herramienta que veo muy aconsejable para ajustar las paredes de las colas si queda alguna superficie irregular, son los cepillos acanaladores, que permiten quitando el pie delantero, acceder hasta el espaldon de la junta, con la cuchilla perfectamente perpendicular gracias a la pequeña guia de profundidad que apoya sobre la tabla


Para las bases podemos usar una pequeña escuadra


Para las paredes se usa una regla apoyada y una escuadra en la cara. 


Una pieza terminada

Implantar las partes

Continuariamos con el trabajo en la tabla de dientes (si hemos elegido este procedimiento), para cortarlos lo mas acertado es usar la tabla de puas como una plantilla para calcar su posicion en la testa de la otra tabla y asi crear el ajuste mas ceñido posible.
Si por el contrario procedemos cortando primero los dientes es una buena idea orientar los cuellos estrechos hacia nosotros al sujetar esta tabla sobre la de colas, para transferir con mayor comodidad y mejor vision los espacios.
En este paso no hay muchas variaciones que ofrecer, lo mas corriente es ver que la tabla de dientes se sujeta en el tornillo del banco y la de colas se sostiene sobre un cepillo o un taco de madera para nivelar el escenario en altura.
Sin embargo hay una antigua opcion que me gustaria incluir como curiosidad y mas adelante explico los detalles del metodo que yo empleo para este paso.


   Comienzo comentando un metodo clasico pero tal vez en desuso. Como en cualquier caso, colocariamos la tabla a transferir sobre la testa de la otra, en este caso habria que enrasar la testa de las colas con la cara exterior de la pieza de dientes y sujetariamos las dos piezas inmovilizandolas hasta que todos los huecos se hayan traspasado



Nos podemos ayudar de una superficie fiable para alinear las superficies


A la hora de transferir las colas al otro tablón hay que asegurarse que este tablón no este abombado para poder sujetarlo totalmente plano con el otro si no se pueden producir errores de marcaje.


Para transferir las colas se usa la hoja del serrucho introduciendola en la entalla creada en los cortes entre las colas antes de eliminar el desecho. Esto es otra señal de la importancia que tiene eliminar el exceso de triscado en serruchos con dientes menores. He aqui tambien otra razon para cortar primero la tabla de colas, ya que este metodo de calcar las figuras de una tabla en la otra con el serrucho seria inviable cortando primero los dientes, el serrucho no se podria introducir en la entalla, se podria sustituir por otra herramienta de corte pero no seria lo mismo porque la clave esta en el perfecto ajuste que tiene la hoja del serrucho al propio corte que ha generado
                                            

Se puede dar tiza en la testa para mejorar la vision del marcaje, ahora vendria escuadrar esas marcas en las dos caras de la tabla y remarcar el desecho para evitar confusiones.


Ahora mostrare el criterio que sigo yo para copiar una parte en la otra. Empiezo usando un taquito de MDF de igual grosor a la ranura que poseen las tablas, para alinearlas  a la hora de transferirse 


Yo prefiero usar una guia basada en la idea de R. Wearings, para colocar las tablas perpendiculares. 
Si por ejemplo cortamos primero los dientes, esta tabla debe sujetarse sobre la cara de la tabla de colas, lo que implica una superficie de apoyo minima como es la testa, en mi opinion es una opcion mas propensa a fallar en el marcaje, asi que aqui expongo otra razon mas para abogar por el corte de los casquillos en primer lugar. 






Pero creo que sin duda la razon de mayor peso que considero para cortar antes las colas es porque a la hora de transferir los dientes (si los cortaramos primero) me resulta mas incomodo visualmente y mas dificil de acceder con la herramienta que usemos para hacer las marcas del copiado debido a que no queda espacio apenas para manejarnos bien.





Este marcaje resulta mas dificil de culminar con exito




De esta guisa utilizo la guia. Sujeto las tablas firmemente con la testa de las colas a ras de la cara exterior de la otra tabla, lo mas importante es que la linea del espaldon coincida con el borde interior de la testa de dientes.


Es muy importante tener cuidado con el bisel del cuchillo que usamos para copiar las paredes de las colas en la otra testa
Si usamos un cuchillo con dorso plano, lo ceñiremos a la pared y lo sujetaremos con 2º de inclinación alejado de la pared para no tropezar con la madera al clavarse el filo
El cuchilo se sujeta en su posición con la muñeca rigida y tirando del codo sin realizar mucha presión hacia abajo, lo ideal es dar varias pasadas para profundizar en la marca
Si se usa un cuchillo con bisel por las dos caras, habrá que tener cuidado de poner la cara del bisel contra la pared a copiar, el riesgo esta en crear un surco en forma de V que pueda falsear la marca donde deberemos colocar el filo del formon en el paso de ajuste


Yo recientemente he descubierto una opcion referente a cuchillos para esta tarea, es una mezcla entre 'cutter' y escalpelo, pero comodo y solido en su empleo.


La hoja fina pero rigida me permite un marcaje exacto sin hacer fuerza que ensanche la marca y disminuya el tamaño de los dientes debido al bisel creado


Me gusta la limpieza fina de las marcas, prometen un tamaño muy cercano a la realidad del tamaño de los dientes que se deben conservar.
Aun asi, al tranferir las colas siempre se produce un efecto de hundimiento en el perímetro de los dientes debido al bisel del cuchillo, este minimo chaflan debe ser respetado o de lo contrario se habrá cortado en exceso el espacio entre los dientes.  Esta depresion no es problema si no es muy pronunciada ya que se reafirmara por la acción de una cola con base acuosa cuando la union haya fraguado.




                                  




Esta guia permite tambien escuadrarlas lineas en la cara de los dientes con bastante seguridad


Sin embargo hay que desmontar la escena para escuadrar las lineas por la cara interior. Al usar un cuchillo sobre las escuadras no veo beneficioso pegar el dorso del cuchillo contra el borde de la hoja de la escuadra, conducir el cuchillo asi provoca el desgaste de ambas partes y nos arriesgamos a estropear el filo del cuchillo si se clava en la escuadra, lo cual es facil ya que con el cuchillo totalmente pegado de la hoja el bisel crea un surco en la madera que empuja y desvia el corte. Por tanto lo que trato de hacer es sujetar el filo del cuchillo con una minuscula separacion de la hoja de la escuadra ciñendo la punta pero inclinando en 2º el cuerpo del cuchillo, y sobra decir que siempre hay que procurar ofrecer este bisel del cuchillo hacia la parte del desecho del marcaje


Prolongar las lineas de la testa por ambas cara con el cuchillo y la escuadra para tener una referencia exacta en el ajuste final.




Trozear los dientes


Igual que antes hacercamos los dientes del serrucho lo mas posible a las marcas trazadas


Hay que conseguir un corte prudente lo mas paralelo posible a las lineas del cuchillo


Libertar las puas

                   Ahora retiramos la madera entre los cortes que separan los dientes, podemos elegir segueta o formon

Estoy mas acostumbrado a hacerlo con la pequeña sierra instalando pelos de dientes grandes y separados entre si, no de mayor triscado


En el corte con formon: Sujetar la pieza sobre un retal cerca de una de las patas del banco para evitar vibraciones al golpear.
Escogemos dos formones que tengan un ancho un par de milimetros inferior a la madera a  vaciar.
Es mejor hacer esta tarea sentado para tener una visión mas juiciosa del corte respecto de la perpendicular



 Añado otra  marca en esta tabla  con escuadra y cuchillo encima del espaldon real, creando un margen de seguridad para el penultimo corte



Para calcular la profundidad del corte que debemos alcanzar, haremos una marca con rotulador o cinta adhesiva, a una distancia del filo de la herramienta igual a un poco mas de la mitad del grosor del tablón para no traspasar la tabla y correr el riesgo de romper el otro borde
Primero se afianza la posición del formon sujetándolo cerca de la punta y clavándolo en la marca. Luego se sujeta  ligeramente por el cuello con dedos índice y pulgar, y se apoya el codo de ese brazo sobre el banco para mejorar el control vertical. Un agarre brusco es propenso a desviar el filo de su posición debido a la perdida de tacto. El codo del brazo que golpea con el martillo se sujeta a la altura del culo del mango del formon, esto ayuda a que la fuerza del golpe se dirija verticalmente hacia abajo y que la cabeza del martillo no se tuerza.

Continuamos con cortes en direccion del grano con el bisel hacia abajo,


hasta completar una mitad.


Por el otro lado


Terminamos de cortar la madera


                                    





El ultimo corte del formon debe hecerse con el filo recien afilado para obtener una superficie limpia y evitar romper las fibras de la testa aplastandolas si el filo es romo


Los dos cortes mas importantes son los dos últimos, ya que el penúltimo debería hacerse a una distancia de 0.33mm del espaldon(margen de seguridad comentado anteriormente), esto se traduce en  un riesgo porque se puede estropear la línea del espaldon para luego introducir el filo en ella. El peligro esta en el efecto de retroceso que provoca el bisel del formon al cochar contra la madera como una cuña. Aqui se abriria otro debate sobre la posibilidad que cabe al otorgar los grados de inclinacion en los biseles de las herramientas de corte y sus consecuencias. Algo parecido ocurre con los dientes de los serruchos y sus infinitas configuraciones
Eliminar la menor cantidad de mandera en los cortes de ajuste es muy gratificante puesto que minimiza la acción de retorceso que ejerce el bisel del formon, cuando los cortes de madera son excesivos se podría estropear el espaldon creando espacios en el ensamble
Si el penúltimo corte es muy cercano al espaldon, tambien puede dañar la forma en V de la marca del gramil y dificultar el posicionamiento del filo del formon en esa marca


La pieza debe cambiarse de posicion para ejecutar los ataques del formon con la mayor eficacia posible
En este paso es especialmente importante conducir una fuente de luz en nuestro trabajo para acertar con precisión en el corte.
Si ajustamos las superficies con la tabla horizontal sobre el banco, el agarre del formon en esta situacion empeora la vision para juzgar la perpendicularidad del corte




Esculpir las puas

Ahora se hacen los ajustes criticos en el tornillo Moxon que eleva la pieza para facilitar la accion.









 





Primero se eliminan los restos del corte anterior por las bases de los dientes




Luego se retira la mayor parte de los lados con un corte paralelo frontal



 Empezamos por las paredes de los dientes, por que si cortamos primero el espaldon interior base corremos el riesgo mas tarde de clavar el canto del formon en esta superficie estropeando  esa base.










Se corta de nuevo por la base de los dientes con el filo en posicion oblicua para permitir que en el corte posterior se desprenda con facilidad la viruta








Se realiza el ultimo corte a las paredes de los dientes llegando a introducir el filo en las marcas de ajuste



Cambiamos a posición horizontal encarando la testa, en esta posicion se ejecuta un corte de liberación en las paredes de los dientes hasta la línea del gramil de la base,


ahora con el liston sobre el banco paralelo a nosotros, se da el corte en la línea del espaldon de la base de los dientes.




Sigo insistiendo en cortar desde ambas caras



Ultimos cortes de limpieza a los restos de los lados donde no alcanza el formon en el corte anterior


La superficie critica sobre la que descansa la responsabilidad del buen encolado de la junta, son las paredes de las puas. Estas paredes se comprueban acostando una superficie lisa como la hoja de una escuadra o regla y observando el paso de la luz a través. Debe evitarse ante todo abombamientos que forzaran el ensamble.





Comprobamos como encajan las piezas







Si después de quitar el desecho de las tablas, estas no encajan bien, se puede ensanchar el espacio de la cara interior de la tabla de colas pero nunca se deben biselar los dientes. Estos trabajos de rectificacion es mejor hacerlos antes de contemplar el ajuste y limpieza total de las tablas para no estropear otras superficies irreparables.






Los raspadores son una herramienta magnifica para ajustes, sin embargo comen mas masa de lo esperado por lo que hay que ser cauto en su uso para no eliminar madera en exceso y que la junta quede con holgura.




El sonido que emite el martillo al golpear las tablas cuando son encajadas nos comunica si el ensamble es forzado o justo. Un sonido agudo es señal de poca resistencia y un sonido grave indica que esta forzando la entrada porque el espacio es mas reducido


Cuando las puas han quedado mas gruesas de lo que debieran, el efecto en esa tabla suele ser la aparicion de grietas. Cuando las colas son mas grandes y sus casquillos quedan cerrados en exceso, el resultado es que al introducir la tabla de dientes las paredes de las colas comiencen a requebrajarse por la accion forzada de empuje



Marcar el espaldon de la tabla de dientes un pelo inferior al grosor de la tabla de colas, permite encajar las tablas hasta el final de la longitud de sus lazos sin que golpeen la superficie sobre la que se ensamblan



La ranura queda alineada  evitando desniveles en la bandeja que alojara



La madera de grano largo de la tabla de casquillos se cepillara gracilmente sin romper las fibras de la otra tabla y haciendo desaparecer las posibles marcas del gramil en el espaldon



Las puas cepilladas


Pieza de colas cepillada. Se adivina el error perpetrado por el corte de la segueta en una esquina, hay que tener siempre cuidado de apurar todos los cortes


Ensamble en cola de milano calada. Maderas de abedul y haya.

Escribiendo esta pagina me he quitado tambien una espina que hace tiempo queria subsanar, puesto que los ensambles son uno de mis temas favoritos, llevaba tiempo, despues de escudriñar mucha informacion, incubando pensamientos y resoluciones sobre la union mas atrayente de la ebanisteria.
Finalmente os invito a ver otro video que he grabado aprovechando que tenia que incluir una variacion de esta tecnica en un trabajo.


Espero que os haya gustado y que os animeis a experimentar nuevas tecnicas y probar ensambles diferentes en vuestros futuros proyectos.  Como siempre estare encantado de atender vuestras sugerencias, quejas o dilemas.

No se si volvere a arrojar otra piedra al estanque...........